/
Teléf. 633 524 854  – 633 875 034

Desde que empezó la pandemia provocada por el Coronavirus, se han generado situaciones muy delicadas respecto a poder echar o no a los inquilinos de una vivienda. Todas estas dudas relacionados sobre cómo echar inquilinos en época de confinamiento las resolveremos en este post.

La crisis sanitaria provocada por el COVID 19 ha tenido un gran impacto internacional en la economía, en las cadenas productivas y en el día a día de los ciudadanos. Ante esta situación de emergencia de salud pública, la política económica debe estar orientada a proteger el empleo y ayudar a los mas vulnerables. 

De este modo, el Gobierno de España aprobó un paquete de medidas económicas para ayudar a los inquilinos más vulnerables en el pago de sus alquileres. Sin embargo, muchos propietarios se han encontrado que algunos inquilinos, que no se encuentran en esta situación de vulnerabilidad, no pagan el alquiler.

¿Cómo echar inquilinos en época de confinamiento?

En primer lugar, hay que tener claro cuáles son las medidas que ha adoptado el gobierno para tratar de proteger al inquilino. Con la aprobación del Real Decreto-ley se ha ampliado hasta el 31 de enero de 2021 el plazo máximo de suspensión del procedimiento de desahucio y de los lanzamientos para hogares vulnerables sin alternativa habitacional. 

¿Cuándo se genera una situación de vulnerabilidad económica o social?

Esta situación de vulnerabilidad se da si se cumplen los siguientes requisitos:

  1. El inquilino pase a estar en situación de desempleo, ERTE, o sufra una pérdida sustancial de ingresos. 
  2. Su unidad familiar no deberá percibir con carácter general, el ingreso máximo de tres veces el indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM). 
  3. Que el alquiler, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba la unidad familiar del inquilino. 
  4. Imposibilidad de encontrar una alternativa habitacional para sí y para las personas con las que conviva. Si el inquilino es propietario o usufructuario de otra vivienda, automáticamente excluye la situación de vulnerabilidad social o económica legal. 

¿Qué ocurre si el propietario también está en situación de vulnerabilidad social o económica?

En España, el 85% de los arrendamientos de vivienda el propietario es una persona física, pequeño propietario. Son muchas las personas que se han encontrado ante la situación de un impago. Esta particularidad, hace especialmente necesario que ambas partes, inquilino y propietario lleguen a un acuerdo para permitir el pago de las rentas. De lo contrario, deberán comunicar al Juzgado su situación y serán los servicios sociales los que decidirán qué medidas adoptar al respecto. 

¿La situación de vulnerabilidad y la situación de suspensión de los desahucios y lanzamientos que, con carácter excepcional debido al COVID-19, acordó el Gobierno en el Real Decreto-ley 11/2020 son lo mismo? 

No. La situación de vulnerabilidad viene prevista en el apartado 5 del artículo 411 de la LEC. Esta situación de vulnerabilidad es diferente a la situación de suspensión de los desahucios y lanzamientos que con carácter excepcional debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19) acordó el Gobierno en la Real Decreto-ley 11/2020. En este último caso, solo tienen carácter excepcional durante un cierto tiempo, mientras que la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil es con carácter perdurable. 

Es importante recordar que todas estas medidas sobre la suspensión del procedimiento de desahucio con motivo del coronavirus se refieren únicamente a los desahucios de arrendamientos de vivienda habitual.

Los desahucios relacionados con el arrendamiento para uso distinto del de vivienda, locales de negocio, por ejemplo, están excluidos de la aplicación de estas medidas extraordinarias adoptadas por la crisis del Covid-19. 

En cualquier caso, si tu casa ha sido okupada, empresas como Desokupamos ofrece la posibilidad de desalojar legalmente y rápidamente la vivienda del propietario. En el caso de Desokupamos, nuestros equipos operativos analizan cada caso y actúan con la máxima rapidez y efectividad en todo el territorio nacional. Gracias a todo el equipo, el propietario recupera su inmueble okupado.